1.g) La sociedad se mueve en unos parámetros que entran en contradicción con los que propone una educación democrática


En nuestra sociedad, el dinero es medida de casi todo, y para llegar a la riqueza existen caminos que no siempre coinciden con el esfuerzo y el trabajo bien hecho. La civilización occidental ha glorificado tanto las metas personales, que lleva en muchos casos, a la quiebra las metas compartidas. Y no olvidemos que la educación es una tarea colectiva.
Esto produce efectos tan negativos como que, mientras que hay chavales problemáticos que son premiados por nada, ser buen estudiante no es un modelo aceptado en los grupos de alumnos.
También debemos recordar que el individualismo de nuestro éxito, se convierte en soledad en nuestro fracaso.
Educar no es solo hacer elecciones de aprendizaje, sino también elecciones éticas, por lo tanto se hace necesario reflexionar sobre nuestra escala de valores a la hora de educar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada