1.e) Hay aceleración en los cambios sociales.




Los adelantos tecnológicos cambian nuestra vida cotidiana, e influyen en muchas cosas, y también en la relación con nuestros hijos. La aparición del móvil, de internet; o el fenómeno de la botellona, han supuesto una revolución en la vida de muchos chicos/as. Ante tanta incertidumbre, tenemos un papel difícil: Tenemos que tomar decisiones constantemente: ¿Le compramos el móvil o no? ¿Lo dejamos chatear? ¿A que hora debe volver a casa?
No podemos adelantarnos al futuro, pero sí debemos aprender a transitarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada