1.d) El modelo familiar pasa por una época crítica.


Hay una crisis de desarrollo en la institución familiar. Una crisis de desarrollo, sin duda, porque está buscando un equilibrio más justo que el que ofrecía el modelo patriarcal. Pero esto no puede impedir que valoremos que la incorporación de la mujer al sistema de trabajo y las nuevas necesidades sociales y laborales provocan una nueva distribución del tiempo familiar que en muchas ocasiones crean situaciones críticas en las vidas de las familias. Estas condiciones describen un nuevo papel femenino y exigen un nuevo papel masculino que no termina de generalizarse.
Por otra parte entran en la familia personas ajenas, que en ocasiones se convierten en figuras de apego que sustituyen, en vez de complementar.
También el divorcio o las desavenencias en ocasiones, hacen que la estructura familiar se tambalee.
Los niños/as necesitan una estructura estable, la que sea, padre y madre, familia monoparental, u otras fórmulas familiares; pero estable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada